Reporte Lácteo.uy Nº 32 - 19 de agosto de 2011

El año pasado los habitantes urbanos sobrepasaron a los rurales en el mundo (población está creciendo en 83 millones al año). En China la población urbana avanza sobre la rural. El consumo urbano es diferente del rural, presentando un mayor interés por los lácteos. Además existe una gran correlación entre el aumento del PIB y el consumo de lácteos. Entonces, si hay crecimiento, seguramente será un buen momento para la lechería", señala Nogueira Presidente de FEPALE.
El evento número 50 de la plataforma globalDairyTrade mostró una nueva reducción en los precios promedios de los lácteos. El índice que involucra todos los productos comercializados registró una baja del 0,9%.
Las exportaciones de productos lácteos uruguayos crecieron 29% en los primeros siete meses del año, en comparación con igual período de 2010, al totalizar US$ 320,1 millones, según datos del Instituto Nacional de la Leche.
BomGosto obtuvo la declaración de interés nacional por parte de los Ministerios de Industria y de Economía. De esta forma, la empresa cuenta con los beneficios de la ley de inversiones (al igual que cualquier otra empresa nacional o extranjera) que incluyen exoneración de impuesto a la renta y créditos por exoneración de IVA para la compra de materiales para la construcción de la planta así como exoneración de impuestos para la importación de equipamiento previsto en el proyecto.
El grupo inversor chileno Bethia está interesado en expandir sus negocios en el sector lácteo uruguayo. Carlos Heller, vicepresidente del holding visitó Uruguay para ver la posibilidad de instalar una industria láctea.
Una de las preocupaciones de la Cámara Uruguaya de Servicios Agropecuarios es que cada vez es más difícil conseguir mano de obra bien capacitada para manejar la nueva tecnología que llega al mercado.
En 2008, Brasil se convirtió en un actor importante en el mercado de lácteos. Los volúmenes exportados habían más que duplicado en un período de dos años se extendieron a 1,1 millones de toneladas. El país registró un superávit comercial de lácteos de más de 630 mil toneladas, mientras que solo seis años antes había tenido 1 millón de toneladas de déficit.